EL NACHO

Característica suya era el juntar cosas, patología Mal de Diógenes: su casa solía estar repleta de objetos que varias veces fueron sacadas por los vecinos.

Cuando más joven usaba una larguísima cabellera, barba y bigotes, y recorría las arterias de Rengo en bicicleta, en verdad daba un poco de miedo su apariencia, y además tenía cierta tendencia voyerista. Sus vecinos temían también de que hiciera un incendio en su casa, pero en estricto rigor, era el nacho un ser inofensivo, que no hacía daño a nadie, que vivía su propio mundo.

Su nombre completo era Ignacio Patricio Salinas Rojas, había nacido el 06 de Junio de 1951, al morir tenía 62 años. La causa de su muerte fue un paro cardíaco, pues sufría de presión alta descuidad, agravado por una herida no tratada, producto de una mordedura de perro, ¡qué paradoja! Cuando él quería tanto a estos animalitos .Murió en su ley, en completa soledad en la que vivió por muchos años, y en la calle, de hecho su casa la usaba solamente para dormir en el día.

La existencia del Nacho fue más bien trágica, su papa murió muy joven en un accidente, cuando él y su hermano eran niños, y quedaron con su mamá, después murió su hermano, y muy luego su madre, quedando por ende, totalmente solo, abandonado; los parientes nunca aparecieron solo  lo hicieron  ahora cuando murió, con ambiciosos propósitos, obviamente: la casa.

Ya no lo veremos más de ambulante en las noches por las calles de Rengo, era parte del paisaje nocturno de nuestra ciudad y sus leales perritos  que poblaban su soledad con amor aún lo esperan.